Reunión entre la Guardia Civil y la FTSP-USO Andalucía

En el dia de ayer se produjo una reunión en la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga a la que asistieron oficiales de este cuerpo integrados en el Plan Coopera, en Seguridad Privada, en el Seprona, y miembros de la FTSP USO Andalucía. En representación del sector de la seguridad privada estaban  Manuel Aguilar Cansino, responsable de la FTSP Málaga, y Víctor Villalobos Torres que es responsable regional de Guardas Rurales.

En este encuentro se trataron temas de vital importancia para el sector. Por parte de los representantes sociales se propusieron diferentes cuestiones que esperan encontrar eco en las instituciones.

Propuestas:

1°)  Intrusismo laboral.

Se abordaron los problemas generados por el personal no habilitado. Por otro lado se cuestionó por qué los Guardas Autonomicos realizan funciones para las que no están habilitados y que le son propias a los mencionados Guardia Rurales y/o Vigilantes de Seguridad, algo que reprueba la FTSP USO-A.

2°)  Ejercicios de tiro de Guardas Rurales y Vigilantes de Seguridad.

Existe una controversia generalizada entre la concesión de licencias de arma tipo C y su uso alterno en diferentes empresas. La legislación impide el ejerció profesional con arma en diversas empresas. La FTSP considera que debe abrirse dicho ejercicio hacia la posibilidad individual de trabajar en varias empresas desde el punto de vista de la compatibilidad. A su vez considera que la licencia debe ser del profesional y no de la empresa privada, tal como sucede con el cuerpo nacional de policía.

La responsabilidad social ha analizado el agravio comparativo producido entre el sector y un cuerpo público como puede ser el CNP, Policía Local o Guardia Civil.  La FTSP USO-A considera injusto la retirada de la licencia de armas cuando se falla el segundo ejercicio de tiro, algo que no ocurre en las entidades citadas anteriormente.

A su vez se ha destacó otra incongruencia respecto a este tema. La representación social considera también incoherente la perdida da la condición de vigilante de seguridad, Guardia Rural, etc, a consecuencia de la perdida de dicha licencia de armas. La legislación que ampara este supuesto debe ser revisada a juicio de los intervinientes de USO.

Ahondando mas sobre la problemática del uso de las armas, se planteó también que exista el derecho a la portabilidad de armas por parte del Guarda Rural de Caza, en tanto y en cuanto sea para el control cinegético, enfermedades, control de daños por jabalí o por depredadores según el artículo 66 y 67 del Decreto 126/2017 y el Reglamento de Ordenación de la Caza en Andalucía.

3°) Pautas de actuación y criterios.

La parte social también consideró necesario el establecimiento de unas líneas básicas de actuación profesional como pueden ser las pautas de Comunicación de comienzo en los Servicios de Guardería Rural y la coordinación entre el Cuerpo de la Guardia Civil y los Guardas Rurales. (COS). Es de vital importancia también a juicio de la FTSP USO-A la impulsión e implementación del aumento de cursos de formación anuales así como la agilidad en los trámites de denuncias.  Debe existir, además, a criterio de la parte social, información a todos los Puestos/demarcaciones de las funciones de los Guardas Rurales, así como la posibilidad de patrullas conjuntas disuasorias para qué los Guardas Rurales en épocas puntuales, ejemplo montería, sé vean arropado como auxiliares de las FFCC. De la misma manera FTSP USO-A propuso la creación de una comisión mixta entre la Guardia Civil, Policía Nacional, Agentes Medioambientales Junta de Andalucía, y personal de Seguridad Privada.

4°)  Cotos intensivos de Caza y Montes Públicos.

Finalmente se abordó el contexto de los Cotos intensivos de Caza y Montes Públicos, donde existe la obligatoriedad de tener contratación de un Guarda Rural. Así lo expone el Decreto 126/2017, de 25 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Ordenación de la Caza en Andalucía (BOJA de 4 de agosto de 2017).  Mas concretamente el artículo 46 que lo siguiente:  Durante el ejercicio de cualquier actividad cinegética, el coto intensivo deberá contar in situ con al menos una persona habilitada como guarda de caza, para el ejercicio de las funciones que tienen atribuidas conforme al artículo 65.3 de la Ley 8/2003, de 28 de octubre.

Adelante con la USO¡¡¡

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s